2017-07-15

LA VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE


El título de esta entrada parece indicarnos que vamos a contar una historia de terror o hablaremos sobre que pasará cuando muramos; la mayoría de los cristianos, mejor dicho, toda la comunidad de los hijos de Dios conoce la respuesta a este dilema.

Es decir conocemos nuestro glorioso destino pero también el trágico fin de aquellos que no aceptan el regalo divino de la salvación.

Pero en realidad el tema de esta entrada es: Como Dios nos proporciona vida, una que es abundante y que se inicia con su gracia.  No debemos morir para tener vida después de la muerte sino que en él presente de nuestras vidas, donde la gracia de Dios esta presente la vida.

Esto no lo digo basandomé en mis propios dichos, o en mi habilidad de lectura; sino que es una sentencia dicha y escrita en la palabra de Dios, anunciada por Cristo:

"De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y creé al que me envió, tiene vida eterna ; y no vendrá a condenación más a pasado de muerte a vida"      Juan 5: 24

Estas son palabras muy conocidas y repetidas, pero ¿cuanto valor tienen en nuestra vida?, para todos deberian tener un valor infinito: ser un tesoro que, paradojicamente, no debe ser guardado para uno mismo, sino como Cristo entrego su vida por todos, exhibiendo su testimonio y su muerte ante todos para que creamos en él, debe ser compartido para que, como dice el versículo, todos (sin acepción de personas)  pasen de muerte a vida.

Se que algunos de los que lleguen a leer este texto (pensado para ellos), me van a decir: estoy vivo, camino, respiro, etc; se apegan al concepto físico de la vida, pero en la biblia también se habla sobre la vida espiritual y es aquí donde están muertos (como yo lo estuve), y en otra parte la Biblia  nos dice:

  " Y él (DIOS), os dio vida a vosotros cuando estabaís muertos en vuestros delitos y pecados. (...) Pero Dios que es rico en misericordia, por su gran amor con  que nos amó, aún estando muertos en pecados nos dio vida juntamente con Cristo"                               Efesios 2:1 , 4-5

Por esta razón, desde el preciso momento en que pasamos a ser hijos de Dios, aquellos que comprendieron el mensaje de Cristo y aceptaron su gracia, tenemos vida después de la muerte. 

Y esto sólo lo logramos por la Fe, no mediante experimentos (buenas acciones o normas religiosas  para probar si llegamos a obtener la entrada al cielo)  o buscando la fuente de la juventud para vivir eternamente sino a partir de creer y depositar nuestra Fe en Cristo:

"Porque por Gracia sois salvos por medio de la fe  y esto no de vosotros, pues es don de Dios, no por obras para que nadie se glorié."                                              Efesios 2: 8-9

Para que todos los que leyeron este texto, sobre todo los que demoran su decisión, tengan cuidado, no hay nada más tonto que tener la medicina al alcance de la mano y dejarse morir. Porque durante el caminar por esta tierra, durante su vida física, muchas veces o al menos una van a tener el mensaje de Dios al alcance de la mano, van a poder pasar de muerte a vida, pero si ella termina se van a encontrar buscando consuelo a sus aflicciones y a las consecuencias de su pecado sin tener posibilidad de recibirlo:

" (...) pero ahora esté es consolado aquí, y tú atormentado. Además de esto una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros de manera que los que quisieren pasar de aquí vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá."                                                                            Lucas 16: 25b-26 

Aprovechen que hay tiempo, que tienen un momento en el que podrán recibir la salvación y la garantía del consuelo eterno; aprovecho y hago recuerdo a mis hermanos  de la fe esa promesa: Recibiremos consuelo por más aflicciones que suframos en está tierra porque Dios es fiel y su palabra se cumple hasta el más mínimo detalle.
   

2017-07-08

Llenos del Espíritu de Dios...


Esta entrada más que una reflexión, sera una forma de agradecimiento a Dios porque me permite ver tantas personas que al igual que Bezaleel y Aholiab utilizan sus talentos para dar gloria a Dios siendo de edificación para todo el cuerpo de Cristo.

Cuando en la Biblia se habla sobre estos dos grandes hombres de Dios, aunque aparecen pocas veces la palabra de Dios nos dice:

"Habló Jehová a Moíses, diciendo: Mir, yo he llamado por nombre a Bezaleel hijo de Uri, Hijo de Ur, de la tribu de Judá; y lo he llenado del Espiritu de Dios, en sabiduría y en inteligencia, en ciencia y en todo arte, para inventar diseños, para trabajar en oro, en plata y en bronce, y en artificio de piedras para engastarlas, y en artificio de madera; para trabajar en toda clase de labor. Y he aquí que yo he puesto con él a Ahoiab hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan; y he puesto sabiduría en el ánimo de todo sabio de corazón, para que hagan todo lo que te he mandado (...) EXODO 31: 1-6


Estos dos, sin duda habrán sido increíbles, pensemos lo tenían sabiduría de lo alto para hacer lo que Dios les había mandado, seguramente lo disfrutaron con mucho gozo. Eran conscientes de que Dios los había liberado de la esclavitud en Egipto y estaban en camino a su hogar.

Dios les dio todo lo necesario para poder hacer una gran obra, y una sin precedentes: tenían la labor de preparar a detalle el lugar de encuentro con el Dios de Israel, que honra y que responsabilidad tan grandes pero lo hicieron, le dieron la posibilidad al pueblo de ver el lugar donde Dios iba a estar, levantaron un testimonio que los iba a acompañar y forjaron cada uno de los utensilios (juntamente con otros) de ese grandioso lugar.

Puede que ellos no hayan comprendido lo importante, lo simbólico, lo significativo y hasta educativo de sus obras de arte, de sus oficios, de sus conocimientos; pero nosotros sabemos que cada una de las cosas que hicieron refieren a las cualidades de Dios, a sus promesas y sobre todo a Jesucristo, como no los vamos a tener en cuenta.

Por eso esta en ocasión agradezco a todos aquellos que son como Bezaleel y Aholiab, que reconocen que sus talentos, sus habilidades, sus conocimientos para la gloria de Dios.

Entre todos ellos, tengo algunos que me marcaron muy profundamente: C. S Lewis, con las Crónicas de Narnía que trabajo con las palabras y que marco la vida espiritual de tantos, no solo con estos libros. Otros que los escucho y dan alegría a mi vida, pero sobre todo que sus letras son poesías que inspiran y te invitan a reflexionar sobre la fe que tenemos en Cristo: Papel Mache, si no has escuchado esta banda escucha la  recomiendo la canción "Peregrinos", un recorrido por el camino de la Fe, otro es Santiago Benavidez: sus canciones te llenan de vida pero te llevan a pensar , y recomiendo "Gracias por Pedro", al igual que todas sus canciones. 

Y tengo un grupo de amigos, que cada vez que hacen algo para Dios me sorprenden, no solamente porque tengan grandes talentos o sean sorprendentes, sino que cada vez que hacen algo, lo hacen para  Dios y ponen sus fuerzas, entusiasmo y tiempo para ese fin,  gracias Sembrando Esperanza porque me enseñan cada día como Dios usa los talentos y como el trabajo en equipo es de bendición en la vida de otros.

Este texto es en agradecimiento y también una forma de incentivar a todo aquel que escriba, cante, pinte, actué y otro talento lo use para Dios, para que así como Bezaleel y Aholiab contribuyeron a construir el lugar de encuentro con Dios usen sus dones para trabajar en el mayor tesoro de todos, en el mejor Diamante que hay en nuestras vidas: El reino de DIOS.

2017-07-01

CARROÑEROS ENTRE NOSOTROS

Me doy cuenta que en todas las entradas que escribí hasta ahora, he hablado de mis inicios en la vida cristiana, de mi identificación con Cristo, de mis buenas y malas rachas en el camino de la Fe pero jamas hable de cuando me sentí parte de la iglesia a la que asisto desde ese entonces.

Si se que cuando recibí a Cristo comencé a formar parte de la Iglesia, más que una identificación espiritual que tiene que ver con la posición que tengo dentro de la misma por ser hijo de Dios como todos los otros se trata de una identificación personal, de poder decir que me sentí parte en algún momento determinado de mi historia, porque en las iglesias locales sucede muchas veces como en las familias necesitas tener intimidad, conocerlos fuera y dentro del hogar.

Cada uno de nosotros comparte recuerdos con su familia, los cuales son buenos y otros son malos, también existen secretos familiares que solo  los miembros conocen y cuando llega un nuevo miembro, un cuñado por ejemplo, solo en el momento  en que se siente constantemente alrededor de la mesa y entienda todo lo que se esta hablando puede llegar  decir que lo hicieron a formar parte de la familia, y eso excede el momento en que tomo la posición de cuñado porque eso puede ser años antes o todavía puede faltar para que lo identifiquen como parte de la familia.

En  mi vida, y creo que en la de muchos cristianos, un momento crucial para ingresar a formar parte de la iglesia local son los campamentos: ese momento del año en el que si vas estas obligado a convivir con los hermanos, donde hay un alto y después para tu relación con ellos. Si es que decides continuar relacionándote con ellos porque ahí ves de todo y muchas veces lo que ves se aleja de lo que escuchas y has visto de ellos los domingos.

En un campamento ves quien es amigo de quien, observas como son en los juegos: sabes quienes son competitivos, quienes prefieren estar sentados y no jugar, etc. pero sobre todo eres testigo de aquello que después del campamento se hablara por meses, identificaras quienes dicen las cosas como pasaron y quienes distorsionan la verdad; tristemente compartir un campamento te hace ver también los problemas existentes entre los hermanos pero lo bueno es que ves quienes buscan avanzar en su relación con Dios y quienes vas solo por ir.

Para mí, el primer campamento es inolvidable porque ahí comencé a formar amistades que son de bendición cada día pese que ahora se encuentran lejos de donde escribo, ellos me ayudan a crecer pero aquellos pensé que eran mis amigos tenían una mala costumbre, siempre hablaban de los otros y no cosas buenas: eran y muchos siguen siendo carroñeros.

Estoy seguro  que también hablaban mal de mi: pero basta de recordar cosas que no vienen al caso por lo que mas que hablar sobre ellos voy a advertir a todos (eso me incluye a mi) que podemos ser carroñeros. Para los que no saben los carroñeros son animales que esperan encontrar animales muertos y alimentarse de ellos, y yo pienso que aquellos que hablan sobre las caídas de los demás, que esperan que alguien se equivoque para hablar con ellos tienen la misma costumbre y muchas veces, y lo digo con pesar, son los que alejan a personas de la palabra de Dios y de la oportunidad de ser parte de la iglesia.

En la Biblia hay varios versículos que me hacen pensar en eso:

Porque vosotros, hermanos a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servios por amos los unos a los otros. Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros. Digo pues: Andad en el Espíritu y no satisfagáis los deseos de la carne.                                                                Galatas 5: 13- 16

que sentencia severa es la parte subrayada del texto, yo me pregunte y es algo que creo que todos deberiamos preguntarnos constantemente: ¿ soy parte de los que muerden y comen a los hermanos de la iglesia?, ¿soy un carroñero de los hermanos de la fe?, me hubiera gustado responder que no pero la verdad que dudo que en algún momento no lo haya hecho, que en algun momento no haya cambiado el alimento espiritual por la carne de mis hermanos ( da miedo solo escribirlo, cuanto más sera si llegó a reconocerme como tal), pero eso es porque alimentamos a la carne por eso el pasaje continua:

Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el Espíritu es contra la carne; y estos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley, y manifiestas son las obras de la carne (....)                                                         Galatas 5:17- 19a

por lo que si andamos bajo el Espíritu, es decir guiados por Dios si nos identificamos como carroñeros, por más dolorosa sea la identificación, es para que dejemos de serlo para cambiar nuestras actitudes y sea el Fruto del Espíritu lo que se manifieste en beneficio de los otros y podamos dar gloria a Dios. Si esto es así dejaremos de ser carroñeros y nos transformaremos en aquellos que responden ante la necesidad de los hermanos y los levantamos, animamos, fortalecemos para que continúen en la fe, es decir cumplimos con: 

HERMANOS; SI ALGUNO FUERE SORPRENDIDO EN ALGUNA FALTA, VOSOTROS QUE SOIS ESPIRITUALES, RESTAURAD LE CON ESPÍRITU DE MANSEDUMBRE, CONSIDERÁNDOTE A TI MISMO, NO SEA QUE TÚ TAMBIÉN SEAS TENTADO
                                                                                          GALATAS 6: 1






2017-06-25

LA NECESARIA EDIFICACIÓN



La semana anterior, hable sobre sitiar la antigua naturaleza, y me di  cuenta que en mi vida cristiana tenia que buscar eso, tenía y tengo que dejar de lado, acabar definitivamente con todos esos patrones de conducta que han guiado mi vida por un camino que me aleja de Dios y no me permite relacionarme con él. 

La pregunta que circulo en mi mente durante esos días era ¿qué iba a quedar en mi mente?, ¿va a existir algo en mi mente después de acabar con todo eso?, en ese momento no tenía ninguna respuesta clara por lo que me acerque al hermano que siempre me preguntaba sobre si había leído la Biblia ese día o en la semana, pese que muchas veces me resulto todo un pesado, era uno de los pocos que podía considerar que me iba a dar una respuesta clara y lo más importante Bíblica.

Me dijo lo siguiente: La Biblia habla sobre que el fundamento es Cristo, en la vida de cada uno de nosotros pero también hay historias que relatan la pericia de Dios para construir cosas, si pensamos Él dio el mejor diseño que se podía dar de un barco para salvar a la familia de Noé y los animales. Dio instrucciones claras sobre como debía construirse el Tabernaculo, el lugar de reunión del pueblo de Israel durante su estadía en el desierto.

Construyo un pueblo, en cada uno de sus detalles, así podemos ver a lo largo de los relatos Biblicos como Dios es experto construir, y en suma perfección porque todo lo que Él hace solo puede tener este resultado: PERFECCIÓN
Tu crees que solo tienes cosas pecaminosas y malas, que dejando todo eso tu vida a de perder todo pero eso no es así, Él solo quiere que dejes todo aquello que aleja, todo lo que se convierte en obstaculo por eso constantemente nos dice :

 "Desechando, pues toda malicia, todo engaño,hipocresía, envidias, y todas las detractaciones, desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcaís, para salvación, si es que habeís gustado la benignidad del Señor.
Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombrea más para Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo."                                                                         1 PEDRO 2: 1-5

Ves dejar esas cosas de lado y abandonarlas, es para no detractarnos, para no retroceder del nuevo camino que hemos empezado a transitar buscando crecer en Él, en que podamos ser reconocidos como templos vivos y parte de su pueblo, no solo en palabra y en  hecho; como hermanos de la iglesia nosotros no te llamamos la atención sobre el robo del teléfono para juzgarte y condenarte, sino para que abandones ese camino, cambies y seas edificado porque ese es nuestro deber para con los hermanos, porque esta es absolutamente necesaria:

" Por lo cual  animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo haceís. (...) También os rogamos, hermanos, que amonesteis a los ociosos, que alenteís a los de poco animo, que sostengan a los débiles, que seáis pacientes para con todos. "
                                                                                    1 TESALONICENSES 5 :11, 14
Sin duda hice muy bien al hablar con el hermano, porque no solo pude comprender que mi vida es edificada por Dios mientras tenga relación con él, sino que también comprendí a muchos compañeros de la fe, pude darme cuenta que buscaban edificarme y que era necesario que me mostraran en que me había equivocado.

Debemos entender que la EDIFICACIÓN de nuestras vidas es NECESARIA, no  se trata de construir por construir, se trata de dejar a Dios trabajar en nuestras vidas para poder llegar a ser y hacer lo que Él quiere para nuestras vidas.

2017-06-17

A SITIAR LA ANTIGUA NATURALEZA


Había llegado el momento en que mi vida cristiana se volvió una rutina, de tal forma que todo se transformo en una forma de cumplir con los requerimientos que exigían las personas de la iglesia.

Todos tenemos conductas aprendidas de nuestro pasado, antes de ser cristiano, que seguimos practicando; en entradas anteriores comente mi habito de manos rápidas con las cosas ajenas, al igual que este tengo otros que continúan siendo parte de las practicas habituales. Pero hay tiempos en los que esos hábitos saltan de nosotros y nos llevan a cometer grandes errores. 

Un día, un chico de la iglesia estaba burlando se de mi madre porque trabajaba en la limpieza de su casa,  ya había pasado otras veces y comencé a perder  la paciencia por sus malos tratos, entonces comencé a pensar  en que hacer, ese hombre era muy  descuidado por lo que siempre dejaba sus pertenencias al alcance de las manos, sobre todo de las manos rápidas como la mía. 

Entonces,  un domingo, mientras estaba preparando su instrumento para tocar la alabanza, saque su teléfono y lo vendí en el mercado negro; algunos conocían mis antecedentes y  me denunciaron, pero como no encontraron en teléfono no paso ningún problema pero mi conciencia me comenzó a acusar, hasta que después de día tuve que confesar y desde ahí no me miraron con buenos ojos.

Pero, ¿ a qué se debía que todavía tenia esas ideas e impulsos en mi interior?, ¿qué  mantenía vivo esos hábitos en mi interior?. Al poco tiempo me di cuenta que era YO quien los mantenía vivos, como podía dejar atrás mi antigua naturaleza. Solo un hermano de la iglesia me acerco y me regalo el pasaje en el que voy a reflexionar.

La Biblia le da mucha importancia a crecer y generar hábitos sanos en la vida y uno de los pasajes que habla sobre esto es:
                                   " Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. 
  Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. 
  Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. 
  Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.  
  Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; 
  cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, 
  en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas. 
  Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. 
 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos,   y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno,   donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos. 
  Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 
  soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. 
 Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. 
  Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos."                                                      COLOSENCES 3: 1-15


En una parte de este pasaje,  en un momento dice "HACED MORIR(...)" y a continuación habla sobre distintas cosas, propias de la antigua naturaleza que deben morir en nuestra vida, ¿ como hacer esto?,  creo que una forma de estas es Sitiar nuestra propia naturaleza.

A lo largo de la historia  la estrategia de sitiar  una ciudad fue muy productiva porque así se lograron grandes conquistas, pero en su mayoría se trataba de rodear una ciudad y cortarle todas las provisiones  para que por falta  de ellas se rindieran  y aceptaran el dominio de los  países conquistadores.
Muchos cristianos pensamos que deberíamos sitiar y conquistar nuestra antigua naturaleza, que la tenemos que dejar incipientes en nuestro interior, es decir no la matamos sino que  pretendemos rendirla, negando su parte en el pecado que nos aqueja.
Pensamos que sojuzgarlos es suficiente, como pensó el pueblo de Israel en la conquista tierra prometida y aquellos que quedaron de los pueblos enemigos fueron los que invitaron cada vez que pudieron al pueblo de Israel al pecado.

Nosotros  pensamos que es cuestión de controlar nuestros impulsos pero la Biblia lo dice claramente y enuncia una norma, una obligación: haced morir. Si en la historia se quitaban los suministros para poder conquistar una ciudad, nosotros debemos quitar toda forma de provisión de acciones, imágenes, ideas, pensamientos que nos acerquen al pecado, no para sojuzgarlo y mantenerlo  bajo control sino para que muera y deje ser parte de nosotros.

2017-06-10

REFLEJOS EN SU PALABRA

Un acto de la naturaleza que llama mucho la atención de todos es  el reflejo, desde que somos pequeños cuando nos vemos en un espejo o en un pequeño charco de agua ha captado nuestra atención de tal forma que muchas veces tenemos miedo y otras nos causa tal asombro que nos quedamos atrapados en ese pequeño fenómeno por el que hemos transitado una vez y muchas otras veces más.

Pero este fenómeno nos puede ayudar a pensar en algunos pasajes de la biblia, sobre todo uno de los más conocidos  y repetidos en las iglesias:

"Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos."  Salmos 139: 1

Este pasaje habla del conocimiento que tiene Dios sobre cada uno de nosotros y el salmista nos da la siguiente afirmación:

"Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; alto es, no  lo puedo comprender" Salmos 139: 6

Es cierto que nosotros no conocemos en  profundidad los pensamientos de Dios, ni el alcance de su sabiduría pero sabemos que Dios puede desea ser quien nos guié en el crecimiento espiritual y para que seamos agradables para él, santificandonos cada día y dando la gloria a Dios en cada detalle de nuestra historia.

Pero para eso debemos dejar que Dios nos examine y nos hable a través de su palabra, en ella existen distintos reflejos de la naturaleza humana algunos muy tristes, en los que se destaca la maldad de los hombres, Dios muestra en distintos pasajes de la Biblia como nos alejamos de él, como realizamos todas clases de acciones que nos alejan de Él, muchas veces sin conciencia de la presencia de Dios, sin tener en cuenta su palabra.

Si dejamos que Dios nos muestre aquello que ve en nuestros corazones,¿que es los que nos exige que cambiemos?, ¿cuanto caso hacemos a su infinita sabiduría?, muchas veces decidimos ignorarlo y tiramos la única palabra de verdad, que nos daría verdadera satisfacción al olvido y no nos damos cuenta que nos alejamos de él, pero si realmente nos sentamos a ver el reflejo que Dios muestra de nosotros a través de su palabra deberíamos sentirnos humillados y necesitados de su presencia y cada día veriamos como el reflejo de nuestra vida es tal como lo plantea el Salmos 26:

 Júzgame, oh Jehová, porque yo en mi integridad he andado; 
 He confiado asimismo en Jehová sin titubear. 
  Escudríñame, oh Jehová, y pruébame; 
 Examina mis íntimos pensamientos y mi corazón. 
  Porque tu misericordia está delante de mis ojos, 
 Y ando en tu verdad. 
  No me he sentado con hombres hipócritas, 
 Ni entré con los que andan simuladamente. 
  Aborrecí la reunión de los malignos, 
 Y con los impíos nunca me senté. 
  Lavaré en inocencia mis manos, 
 Y así andaré alrededor de tu altar, oh Jehová, 
  Para exclamar con voz de acción de gracias, 
 Y para contar todas tus maravillas. 
  Jehová, la habitación de tu casa he amado, 
 Y el lugar de la morada de tu gloria. 
  No arrebates con los pecadores mi alma, 
 Ni mi vida con hombres sanguinarios,
  En cuyas manos está el mal, 
 Y su diestra está llena de sobornos. 
  Mas yo andaré en mi integridad; 
 Redímeme, y ten misericordia de mí. 
 Mi pie ha estado en rectitud; 
 En las congregaciones bendeciré a Jehová. 

Siendo sincero conmigo mismo, me doy cuenta que desde empezó mi vida cristiana hasta ahora he cambiado en muchas cosas pero puedo afirmar que todavía hoy mi reflejo no se parece a la imagen del alma y corazón que refleja este Salmo, me doy cuenta que es a lo que debo aspirar y debo buscar ser santificado cada día por su palabra, y espero que todos ustedes busquen que estas palabras sean una descripcion de sus vidas y las de Jeremias 3, que hablan rebelde e inmoral que despreciaron el amor, las misericordías y las bondades de Dios para parecerse a los pueblos de su alrededor.

HAY VARIOS REFLEJOS EN LA PALABRA DE DIOS ,¿ CUAL ES EL TUYO? EL DEL ALMA QUE VIVE DE CONFORME A DIOS, O EL DE REBELDE BUSCANDO PECAR.

2017-06-03

VIVIENDO CONSCIENTE DE SU OMNIPRESCENCIA



La vida cristiana es bastante compleja y difícil de vivir pero sobre todo de comprender algunas cosas, Nos resulta díficil vivir una vida en la que dependamos de alguien mas que nosotros, somos seres orgullosos.

En la Biblia encontramos tantas historias sobre como el orgullo del hombre trajo dificultades a su vida, hay muchos casos que empezaron bien pero a consecuencia de enaltecerse  terminaron sufriendo dificultades por causa de ello.

Yo también al empezar la vida cristiana me di cuenta que el problema del orgullo también era parte de mi vida, siempre quise hacer todo por mi cuenta y sin consultar a nadie considerando que podía pedir que Dios me viera solo algunas veces y no todas. Mientras estaba en la iglesia me comportaba como un cristiano. cumplía con las normas de conducta dentro de ella pero llegaba a casa y terminaba siendo igual al que era antes. Siempre comprometiendo el trabajo de mi madre, vivía dos vidas en una.

No conocía verdades espirituales acerca de la omnipresencia de Dios, aunque cantaba sobre ella  no podía comprender la totalidad de las letras y seguía caminando por el camino de la hipocresía sin darme cuenta, fue tan sutil que no me había percatado hasta que habían pasado meses y era un hipócrita consumado.

Pensé que estaba haciendo bien hasta que en una de las introducciones de las reuniones leyeron el siguiente pasaje:

"¿Se ocultará alguno, dice Jehová, en escondrijos que yo no lo vea? ¿No lleno yo, dice Jehová, el cielo y la tierra?" Jeremías 23: 24

Está pregunta quedo rondando mi mente y mientras trataba de encontrar una respuesta clara sobre este asunto encontré dos casos interesantes en la Biblia, uno es la historia de Ezequias y  Manases, los dos fueron reyes que  tuvieron distintos inicios y finales diferentes pero ambos  tuvieron experiencias con Dios y el orgullo fue parte de ellas.

 "En aquel tiempo Ezequias enfermó de muerte; y oró a Jehova, quien le respondió, y le dio una señal. Mas Ezequias no correspondió al  bien que le había sido hecho, sino que se enalteció su corazón, y vino la ira contra él, y contra Judá y Jerusalén. Pero Ezequías, después de haberse enaltecido su corazón, se humilló él y los moradores de Jerusalén; y no vino sobre ellos la ira de Jehová en los días de Ezequías."                                     2 Cronicas 32:24-26

Ezequias empezó bien su vida  pero después de todo volvió al caminó correcto y el éxito de su vida se baso en que volvió  a ser conscientes de la presencia de Dios porque la humildad es necesaria para poder vivir haciendo la voluntad de Dios, porque al ser humildes aceptaríamos sus peticiones y sus mandatos.

El hecho de humillarse ante Dios es lo que permite vivir conscientes de presencia de Dios, por lo que hacemos al humillarnos es reconocerlo como nuestro Señor, como aquel a quien debemos rendir cuenta de todo lo que hacemos, el vivir conscientes de su presencia es lo que nos  hace obedientes y nos permite reconocer que necesitamos de él para vivir, por eso podemos hacer lo que hizo Manases:

"Y habló Jehová a Manasés y a su pueblo, mas ellos no  escucharon; por lo cual Jehová trajo contra ellos los generales del ejército del rey de los asirios, los cuales aprisionaron con grillos a Manasés, y atado con cadenas lo llevaron a Babilonia. Mas luego que fue puesto en angustias, oró a Jehová su Dios, humillado grandemente en la presencia del Dios de sus padres. Y habiendo orado a él, fue atendido; pues Dios oyó su oración y lo restauro a Jerusalén, a su reino. Entonces reconoció Manasés que Jehová era Dios.                                                                          2 Cronicass 33: 10-13

Dios restaura nuestras vidas y nos ayuda a reconstruir mucho de lo que destruimos, como yo que vivía dos vidas y no había solucionado los problemas con mi madre sino que los había agudizado por mi hipocresía pero cuando comprendí esta verdad lo que cambio fue mi relación con ella y hoy día gozamos de una buena relación porque comencé a vivir la presencia de DIOS cada día de mi historia.

2017-05-27

HABLANDO CON SALMOS


Cuando avanzas en el camino de la fe ves y escuchas muchas cosas que no quedan del todo claras en nuestras mentes y menos aun en nuestros corazones; siempre me llamo la atención una frase  de la Biblia :
"(...) hablando entre vosotros con Salmos, con himnos, y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones" EFESIOS 5: 19

¿Qué significa hablar con salmos?, ya el inicio de este versículo me resulta, hasta ahora, tan complejo que solo puedo dar un breve vistazo o al menos eso  he de intentar.

Había empezado a comprometerme con mi vida cristiana y parecía que todo iba ir bastante  bien pero me di cuenta que hablaba todo el tiempo sobre mi a los demás: amigos, familiares, hermanos de la iglesia. No me preocupaba ni me era  extraño porque veía que todos lo hacían o al menos eso pensaba.

Nos invitaron a mi y a unos amigos a una actividad de una iglesia, aceptamos la invitación y fuimos al principio parecía ser una reunión normal en todos sus detalles, pero en un momento escuche a unos amigos decir: huy ahí esta el que se hace espiritual vamonos, no tiene vida solo te habla de la Biblia.

Mucho caso a ese comentario no hice y me quede donde estaba entonce se acerco Jaime, un gran amigo hoy en día, y  me comenzó a hablar y preguntar como empezó mi vida cristiana, si servia en donde, si tenia un pedido de oración y tantas otras cosas que no recuerdo, es una persona que te acribilla a  pero siempre con una buena intención pero cuando no lo conoces bien te parece tan pesado que te quieres alejar.

Trate de darle respuesta a todas sus preguntas, y solo le pregunte porque el cuestionario y el me dijo que conocer la historia de los hermanos de la fe fortalecía la suya, que podía escuchar acerca de facetas de Dios que posiblemente no vivió porque no paso por las mismas circunstancias, y me dijo que Dios nos animaba a compartir nuestras experiencias porque eso ayuda a tener un corazón más predispuesto a darle alabanza.

Y me compartió el siguiente pasaje : 1 Crónicas 16: 7- 36, del que vamos a reflexionar algunas cosillas que creo que se relacionan con la idea de hablar con Salmos entre los hermanos de la fe.

En esta canción (salmo) se encuentran cuatro elementos de una verdadera acción de gracias: (1) recordar lo que Dios ha hecho, (2) contar a otros lo sucedido, (3) mostrar la gloria de Dios a los demás.

Este salmo o canción lo escribió David y tiene grandes verdades encerradas en el y que son parte de una alabanza, es una exhortación a RECORDAR todas las obras de Dios por nosotros, sin duda hace referencia a la historia de Dios con el pueblo de Israel pero si lo trasladamos a nuestra vida al plano personal, también nosotros necesitamos hacerlo.

Hablar con Salmos los unos a otros ha de crear un corazón agradecido en nuestro interior, nos ha de predisponer a darle una alabanza que no solo se queda en nuestro interior sino que nos permite mostrar y dar la gloria a Dios,

Es cierto que el Mundo necesita que nosotros demos testimonio de la Cruz  y del amor de Dios pero también debemos alentarnos los unos a los otros, no contando como nos fue en la semana sino contando como vemos el poder de Dios en nuestra vida, generando expectativa en los hermanos de la fe y levantando al caído, porque creo que tal como el pueblo de Israel ha hecho memoria de su historia y del poder de Dios para con ellos en tantos salmos, nosotros debemos compartir  nuestra historia para no olvidar sus misericordias y levantar a aquellos que cayeron.



2017-05-13

REPITIENDO LENGUAJE BÍBLICO


La semana pasada les conté como un hermano que era muy molesto porque siempre me preguntaba si había leído mi biblia me hizo reflexionar sobre la importancia de tener un habito saludable de leer la palabra pero que no es suficiente con ser leídas, sino que deben ser vividas.

El paso de que palabras no solo sean leídas sino vividas es complejo y requiere un compromiso grande y mucha conciencia de uno para poder hacerlo, porque no solo deben estar en lo cotidiano sino que deben pensarse de forma correcta. Desde el inicio de mi vida cristiana he estado aprendiendo palabras nuevas, al menos para mí y muchas ni siquiera tenía idea de lo que significaban.

Si doy una lista de las mismas siento que no acabaría mas: oración, adoración, alabanza, comunión, fe, convicción, bautismo, pecado, dones, etc. Seguramente pueden añadir muchas más a esta lista; Es verdad que cuando pasamos mucho tiempo con una persona o con un grupo de personas terminamos usando las mismas palabras y hasta los mismos gestos.

Lo mas llamativo es que uno no se da cuenta hasta que no se lo dice el otro, en mi caso fue mi mama que me dijo que cambie mucho mi manera de hablar y hasta me comenzó a preguntar por las palabras nuevas que había incorporado porque las hablaba muy seguido,  hasta una vez me escucho repasando versículos de la biblia y no los entendía, yo pensaba que los entendía pero cuando llegaban esas palabras difíciles que yo solo las repetía porque estaban ahí me daba cuenta que no era capaz de explicarle correctamente el versículo.

esos momentos, en los que mi madre me demandaba razones de mi fe, del porque decía una cosa y no otra, se transformaron en una señal de advertencia en mi vida y también en un momento incomodo porque solo le decía: la biblia lo dice así y ella me contestaba: si te dice que me mates lo vas  a hacer, con esa actitud combativa que tanto la caracterizo por mucho tiempo.

Leer la Biblia es importante, pero muchas veces la leemos como esos carteles en los negocios que dicen vuelvo en cinco minutos o como una historieta que la usamos como distracción para cuando tenemos un tiempo libre, o para callar a quienes nos exigen que la leamos.
Somos cristianos y nuestro deber es estudiarla, saber que decimos y porque lo hacemos, pensemos en
Josue el cumplió aquello que Dios le pidió que hiciera y es por eso que fue un líder esplendido para Israel:

"Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas `prosperado en todas las cosas que emprendas. Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditaras en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.                                     JOSUE 1: 8-9

En alguna reunión hemos escuchado estos versículos, o los hemos leído, se los decimos a los otros de memoria pero meditar en su palabra es estudiarla a detalles, es cierto que no todos amen sentarse a leer pero es obligación hacerlo, y Dios no lo exige por mero capricho sino que hace para que seamos de bendición unos a los otros.

"La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos  unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con Salmos y cánticos espirituales."                                                                      COLOSENCES 3: 16


 El texto de Colosences dice que more en vosotros, no dice que more en sus casas materiales, que podamos encontrar 50 versiones en una casa, sino que su morada sea nuestro ser, nuestra mente, nuestro corazón y ahí podremos enseñar correctamente a los otros y ayudar a aquellos que hoy están lejos. La biblia dice que nos guardemos de las vanas repeticiones en la oración pero cuantas veces muchas palabras que decimos solo son repeticiones.

Espero nos guie Dios a todos a que no repetamos el lenguaje cristiano sin saber que decimos o sin vivirlo sino que cada vez que usemos esas palabras seamos plenamente conscientes de lo que decimos y que sean de bendición en la vida de los otros, como en las nuestras.

2017-05-06

EN CASA DE HERRERO DE CUCHILLO DE PALO




En las ultimas dos entradas que les he narrado he dado cuenta de dos ejemplos, pero ejemplos positivos y como estos  los vi al comenzar mi vida cristiana me di cuenta que posiblemente yo podía llegar a ser igual que ellos, igual al hijo de creyentes que anhela los placeres del mundo o el anciano que recibió a Cristo siendo ya grande y que decidió vivir su vida como lo hizo siempre.

Pero mi vida cristiana estaba empezando pero necesitaba entender que debía hacer para no quedar atrapado en una situación similar, por lo que intente observar las similitudes y las diferencias que existía entre ellos. Se que la mayor diferencia era la edad pero no tenía que centrarme en esas cosas.

 Un día en el que me encontraba meditando en esto me di cuenta de algo que me parecía muy tedioso de la iglesia pero que extrañamente podía relacionar con lo que les sucedió a esos dos, un hermano de la iglesia siempre que veía me preguntaba si leo la biblia, me resultaba molesto ni me conocía y me preguntaba eso, me parecía que pretendía juzgarme después de la respuesta por lo que siempre lo esquivaba.

Un día fue el colmó porque no me pregunto una vez, sino que venía y venia cada vez que podía levantarse de la mesa, teníamos un almuerzo en la iglesia y como me vi obligado a compartir tiempo con los hermanos, por lo que obviamente también" estaba él, que sujeto molesto pero me intrigaba tanta la situación que cansado y molestó, me acerqué  y le pregunte que onda.

Y ahí nos pusimos hablar, no voy a reproducir la conversación para no hacerlo tan largo y puedan todos leerlo. Pero me dijo el siguiente refrán:


                      "En casa de herrero cuchillo de palo”
por lo que muchas veces en el hogar de un cristiano, falta aquello que mas se necesita tener presente la biblia, como podemos llarmarnos Cristianos y no tener la biblia presente y hacer uso de ella.

Al poco tiempo entendí que era lo que llevo a mis dos malos ejemplos a la situación en donde los encontré, la falta de lectura y obediencia de la palabra de Dios evito que sean transformados por su poder. En nuestros hogares, en los hogares cristianos debe abundar la palabra y no me refiero a tener mil versiones o mil papeles que tengan versos en la biblia. 
La biblia en el hogar cristiano debe mostrarse como es:

"Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las conyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos dar cuenta."                          HEBREOS 4:12- 13

Si consideramos lo que dicen estos versículos vemos que uno de los ejemplos: el del hijo de creyentes, ya no me interesa el nombre, no veía que la biblia le mostraba el camino y que sus pasos no eran los correctos, solo miraba la vida de su forma y olvido a aquel que lo creó, solo le interesó eso y olvido que Dios le revelaba un mejor camino.

El otro ejemplo, también se olvido de su poder y de su capacidad de transformar las vidas por más que estuvieran viviendo tanto tiempo en el pecado, es en estas acciones y en estas cosas tenemos que tener cuidado.

No dejemos que nuestra vida sea una versión adaptada al cristianismo del refran en el que estamos pensando:

                         "EN CASA DE CRISTIANO BIBLIA NO VIVIDA"

Puede que lo usemos con sarcasmo y un poco de humor pero sus significado es profundo y tan poderoso que hay que tenerlo tener en cuenta.

2017-04-29

Pecadores redimidos institucionalizados



Cuando empezó mi vida cristiana, al menos es lo que estoy narrando hasta ahora, cada detalle de lo que comencé a vivir va estar escrito en estas entradas.
Mi vida había dado un giro y conocí a personas como de las que conté en la entrada anterior eran cristianos pero estaban siempre anhelando un mundo que no era para ellos, buscaban encontrarse con aquellos placeres que ofrecía el mundo pero que estaban en contra de lo que Dios dice en su palabra, la verdad que mientras narró y plasmo estas palabras me doy cuenta que aprendí de tantas personas que  aunque lo intentara no habría forma de mencionarlos en una entrada o en varias por lo que solo uniré muchos de esos detalles y formar simples  en la literatura que pretendo presentar.
Bueno conocí cristianos en muchos ámbitos, eso era sorprendente pero uno me llamó mucho la atención. Un día tuve que realizar un mandado y ahí me encontré con un anciano  que  tenía dificultades para caminar por lo que lo ayude llevando sus paquetes hasta su casa, cuando llegue ahí me di cuenta por una foto al final de la cómoda que conocía a una chica que asistía a la iglesia, le pregunte que de donde la conocía y era el abuelo,  pasados los días le preguntar a su nieta y me enteré que era cristiano, o al menos había escuchado el evangelio y era parte de una familia involucrada con la iglesia pero él jamás había vivido su libertad.
Eso se me hace recuerdo a la película que presenta la imagen que adjunte, en una parte de la  misma hay un dialogo que me hace pensar en muchos cristianos que pasaron de muerte a vida pero no pueden salir en sus mentes de la esclavitud del pecado, pero están libres:



“- Ellis ‘Red’ Redding: Brooks no está loco, solo está, institucionalizado.
– Institucionalizado, una leche
– Ese hombre se ha pasado aquí más de 50 años Heywood, 50 años, no conoce otra cosa, aquí dentro es un hombre importante, es un hombre culto, fuera de aquí no es nada, un viejo inútil con artritis en las manos, no podrá conseguir un puñetero trabajo […]. Créeme estos muros embrujan, primero los odias, luego te acostumbras y al cabo de un tiempo llegas a depender de ellos, eso es institucionalizarse.”                                                              Ellis Redding (Morgan Freeman)



Pensemos que todos hemos nacido en el pecado y que hemos vivido tanto tiempo en el que no conocemos otra cosa, tal como el personaje de la película que vivió en la cárcel 50 años de su vida, así muchos hemos estado atrapados en las garras del pecado por un largo tiempo, tan largo que nos cuesta vivir nuestra libertad, tenemos en nuestras mentes formas de actuar y nos encontramos en en esa pregunta bíblica clave:


“¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? ROMANOS 6:1


Es una pregunta que se puede leer implícitamente en la película (muy recomendada por cierto) pero hay una respuesta incorrecta y otra correcta en la película, porque un personaje sale de la prisión y se termina perdiendo porque solo desea volver a la cárcel, cometiendo los mismos errores del pasado pero hay otro que sale de la prisión, solo renueva su mente porque alguien le planta la idea correcta que se termina transformando en la salida que le permite continuar su vida, la vida que puede vivir fuera de la prisión.


Dejar que el pecado se quede en nuestra vida, es vivir la vida de un pecador redimido institucionalizado; seguir en la prisión del pecado cuando pueden ser libres y no solo la libertad que se ofrece en la película sino la que ofrece Cristo por eso debemos renovar nuestra mente, para así pensar correctamente:

Porque los que viven conforme a la carne, de las cosas que son de la carne se ocupan; más los que conforme al espíritu, de las cosas del espíritu. Porque la intención de la carne es muerte; más la intención del espíritu, vida y paz: Por cuanto la intención de la carne es enemistad contra Dios; porque no se sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede. Así que, los que están en la carne no pueden agradar a Dios. Más vosotros no estáis en la carne, sino en el espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros.” ROMANOS 8: 5-9ª

Todo CRISTIANO, ustedes y yo (nosotros) debemos vivir según la posición y libertad que tenemos en Cristo:

“Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios. Porque no habéis recibido el espíritu de servidumbre para estar otra vez en temor; mas habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos, Abba, Padre. Porque el mismo Espíritu da testimonio a nuestro espíritu que somos hijos de Dios.
Y si hijos, también herederos; herederos de Dios, y coherederos de Cristo; si empero padecemos juntamente con él, para que juntamente  con él seamos glorificados.” ROMANOS 8: 14-17


Espero que este hombre vuelva a la iglesia, viva su vida de libertad prometida, al igual que todos ustedes y si alguno todavía no pidió perdón a Dios en “La aventura de ser Cristiano” van a poder leer este mensaje.

2017-04-22

CRISTIANOS DE SAL


Siempre voy a recordar mis primeras semanas en una iglesia, era totalmente un mundo distinto al que estaba acostumbrado pero al mismo tiempo tenia muchas cosas que me sorprendía que existieran dentro de ella.   Al igual que muchos que están lejos de Dios, yo esperaba que todo sea perfecto, que reinara la completa armonía y que ningún error existiera en la vida de los hermanos.

Pasaron dos semanas, capaz menos, para que me de cuenta que las cosas no eran como me las imaginaba, habían muchos que dejaban mucho que desear como cristianos pero en particular hubo uno que me sorprendió, se llama Alexander es dos años menor que yo pero por tener muchos gustos en común nos hicimos amigos, para que entiendan porque me sorprendí lo voy a describir.

Alexander, es hijo de creyentes (esa bendición es parte de su historia),  y de activos, su papá colaboraba en el ministerio carcelario porque al ser policía muchos privilegios que le permitía acercarse a los presos de cualquier prisión, pabellón. Se caracterizaba por detallar siempre la obra que hacia y pedía constantemente apoyo de oración; su mamá era una persona muy alegre, podría decir que era lo que mas la caracterizaba pero su labor con los niños era excepcional, nunca conocí alguien con tanta paciencia para estar con chicos, era un poco mas callada (trabajaba en silencio).

Alexander también tiene dos hermanos los cuales son muy pequeños por lo que por el momento no nos vamos a detener en ellos, pero Alex (como le decíamos en el grupo de amigos)
era muy diferente a su familia, tanto que si lo conocieran fuera de los círculos que se forman en la iglesia seria la persona más alejada de la iglesia que conocieran. De todo esto me di cuenta cuando ya eramos muy amigos, porque como al principio no nos teníamos confianza, el guardaba mucho las apariencias por esto hasta aquel día.

un viernes, me llamó y me pidió que lo acompañara a una carrera de motos, el era muy aficionado y porque yo no tenia que hacer lo acompañe, cuando llegamos me di cuenta que muchos lo conocían y mejor que lo que esperaba, ahí lo vi: tomaba desmedidamente alcohol, hablaba groserías, se refiera a las mujeres irrespetuosamente y otras cosas; pero creo que lo que mas dolió fue que contó que yo había robado en las casas donde mi mamá trabajaba y ofrecía mis servicios de ladrón cuando sabía que yo no quería hacerlo más por amor a Cristo.

Cuanto término todo hable con él, le dije todo lo que tenia en mente y el me dijo simplemente: yo se que soy cristiano pero quiero vivir un poco mi vida, y  en la iglesia solo encuentro privaciones, habló con mi papa y el hizo estas cosas, ahora me las quiere impedir y yo lo voy hacer porque  él lo disfrutaba y quiero ver que onda no te metas. Ahí me di cuenta que aunque conocía la verdad anhelaba otra cosa, miraba el pasado de su padre y  lo consideraba mejor que su presente.

Saben eso me hizo pensar en como Alex hay muchos cristianos que piensan así, sean o no hijos de cristianos, muchos anhelan su pasado y se quejan de lo que perdieron sin ver lo que ganaron. Muchos cristianos son de sal:

"Entonces la mujer de Lot miró atrás. a espaldas de él, y se volvió estatua de sal." Génesis 19: 26


No estoy diciendo que pierden la salvación y que van sufrir el castigo de su pecado como sucedió con la mujer de Lot pero al igual que ella miran atras y se quedan detenidos, parados en un mismo lugar siendo simplemente decoración dentro de su iglesia; la imagen que se pone al inicio son los soldados de terracota que el primer emperador chino hizo colocar en su tumba, pero yo veo que así como esa enorme cantidad de estatuas de terracota en una tumba hay estatuas de sal en las iglesias.

Muchos se encuentran en esta triste posición:
"(...) Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto. Sé vigilante, y afirma las otras cosas, que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios. Acuerdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete.(...) Apocalipsis 3:1-3

Es bastante duro decirlo pero creo que hay muchos que están así, pero pueden despertar. Saben de los depósitos de sal, no toda sirve para el consumo, por lo que no toda es útil, cuantos de nosotros somos depósitos de sal, cuando en realidad deberíamos ser la sal. 


Como cristianos no debemos estar formados de sal, no somos un deposito de la misma. !DEBEMOS SER LA SAL¡

"Vosotros sois la sal de la tierra; pero si sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres." Mateo 5: 13

Dios nos quiere vivos, utiles y eficientes. El no quiere un ejercito de estatuas de sal como si fuera un emperador que necesita adornar su palacio, el quiere que su nombre sea anunciado a los cuatro vientos. Ser sal para (...) para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que esta en los cielos. Mateo 5: 16


para leer el inicio de esta historia, clic aquí

2017-04-13

¿Es suficiente con decir Jesús?


Antes de empezar con el tema que quiero trabajar en este texto, debo decir que se trata de una pausa obligatoria en la historia de mi vida cristiana, es obligada por las fechas en las que nos encontramos porque en gran parte del mundo estas fechas se celebra la Semana Santa. 
Esta semana se caracteriza por que todos o muchos a nuestro alrededor dicen Jesús a los cuatro vientos pero creo que debemos repensar que implica o que debería incluir decir su nombre.


DECIR: lo que se expresa es una suposición o una afirmación sin fundamento o que no es completamente cierta. Esta definición la saco de Google, y según lo que dice no es suficiente decir Jesús porque el mencionarlo como una palabra solitaria carece de todo aquello que significa; es verdad que nosotros los cristianos con mencionar este nombre sabemos lo que significa para nosotros, pero eso es porque nosotros nombramos a Jesús en el acto del decir su nombre.

En esta semana, tristemente muchos dicen ese nombre sin reflexión, hablan de él como si fuera cualquier hombre, cualquier nombre: como si hablaran de algún conocido de sus amigos pero que no saben quien es. 

Si yo les doy una lista de nombre, se las digo: Carlos, Mariano, Juan, Ricardo, Estefania y muchos otros más estoy seguro que solo tienen un sentido hacen referencia a un individuo que no conocen; así muchos que dicen Jesús solo hablan de un nombre que hace referencia a alguien que no conocen.  Son capaces de afirmar  que Jesús es un solo decir, un inventó social.

Por eso al acto de decir debemos sumar otras acciones, las cuales se evidencian en la biblia y que demuestran como deberíamos hablar de Jesús, que no solo es un nombre o una palabra que aparece en el diccionario y que podemos usar.

DECIR +  NOMBRAR: (una aclaración, desde aquí decir lo entiendo como el acto de proferir palabra)  Cuando decimos Jesús, debemos ser conscientes de la posición que Dios le  ha otorgado desde la eternidad, debemos recordar que es Salvador, Señor, Hijo de Dios y tantas más, porque nombrar no es solo dar un nombre es conferir una posición y tal como Dios lo nombro nuestro salvador, nosotros tenemos que decir eres mi señor, mi salvador. Aceptar que la posición que Dios le dio debe ser la que debe poseer en nuestras vidas.

"Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para la gloria de Dios"
FILIPÈNSES 2: 9-11

DECIR + CONFESAR: Al mismo tiempo debemos aceptar y confiar en que su posición es real, confesar implica aceptar nuestra condición que reconocemos nuestros pecados, que en su amor se entrego por nosotros en la cruz, que murió y resucito para que todos podamos tener una relación con él, liberarnos de todo secreto respecto a nuestra propia naturaleza y que la creencia que tenemos en él sea de corazón como de palabra. Confesar es aceptar el nombramiento divino sobre Jesús y que necesitamos que lleve a cabo su rol en nuestras vidas.

"(...) Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos serás salvo." ROMANOS 10:8-9

 DECIR + PROCLAMAR:  Si decimos Jesús debemos ser capaces de mostrar su verdad, poder demostrar que el es el Cristo, contar su verdad y la nuestra a todo aquel que pase a nuestro lado. Muchos conocemos la gran comisión: es que gritemos su nombre en alto, declarando su obra y quien es, que lugar ocupa, que posición merece y el porque de esto, debemos hacer que la promesa que Él leyó en la sinagoga sea conocida por todos:

"El Espiritú del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y visto a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos (...)" LUCAS 4:18

DECIR + ANUNCIAR:  Se que proclamar y anunciar son muy similares, algunos dirían que iguales pero proclamar esta más relacionado con dar cuenta de una posición, y anunciar se refiere sobre mencionar sobre acontecimientos futuros y quien esta involucrado, pensemos:si un amigo te manda un whatsapp diciendo que va a tu casa  a la tarde, el se esta anunciando y avisando que sucederá más adelante, y así como los profetas anunciaron la primer venida de Cristo, nosotros anunciamos que viene a buscar a su iglesia, anunciamos que deben tener el corazón y el alma preparados para que el los busque y los lleve a su celestial hogar.

"Así, pues, todas las veces, que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anuncias hasta que el venga" 1 CORINTIOS 11: 26

Esta semana recordamos a Jesús, su vida y su muerte, por lo que si mencionamos su nombre debemos mencionar que lugar ocupa en el cielo, en nuestra vida, confesar que lo necesitamos para recibir sus promesas en nuestras vidas y debemos ser conscientes que acordarnos de Él es recordar que pronto nos vendrá a buscar.

Decir por decir Jesús no es suficiente debemos tener en cuenta lo que la dice la biblia sobre su nombre, su persona, su obra y sus promesas al mencionar su nombre en nuestras palabras.

2017-03-31

MI VIDA TIENE LA FIRMA DIVINA


Para continuar nuestra historia me parece necesario detenerme y dar cuenta de algo que he dejado de lado, mejor dicho solo dí un pequeño vistazo en la entrada anterior pero es tan importante en mi vida cristiana que creo que es necesario que todos podamos recordarlo y si es posible tenerlo, constantemente, en nuestras mentes. 

En uno de los párrafos de la entrada anterior mencione el siguiente versículo: "De modo que si alguno esta en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas" (2 Corintios 5: 17)  estoy seguro que al igual que yo muchos de ustedes aprendieron este  verso y puede que sea uno de los primeros porque nos ayuda a tener en cuenta la posición privilegiada que tenemos en Cristo.  

Sin duda estas palabras son hermosas y están llenas de promesas que se cumplen cada día en nuestra vida, es decir que son promesas eternas que se revelan a nosotros a través de su palabra, se que todo lo que dice es de bendición pero en este momento quiero que pensemos en la ultima parte del mismo:  HE AQUÍ TODAS SON HECHAS NUEVAS.

Estas palabras se refieren a la totalidad de nuestra vida, cuando aceptamos a Cristo todo cambia; nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro son totalmente nuevos. No conozco sus historias pero la mía  aparece en cada palabra que se plasma en este gesto de escritura.
Algunos ya conocen parte de mi historia, saben que mi mamá trabaja en la limpieza de una casa y que se intento matar, así parece que solo ella tiene culpa de todos los sufrimientos en mi vida pero tengo que admitir que no soy una persona que cumplía con sus deberes y que recibió a Cristo, tengo muchos errores, de los cuales muchos me persiguen hoy en día.

Si soy hijo único y mi madre tuvo que ocuparse de todo en mi vida, pero yo no se lo hacia nada fácil, siempre la metía en problemas porque muchas veces por envidia otras porque me caían mal los hijos de los patrones de ella, entraba a sus casas y robaba; todos saben que cuando eso pasa en una casa donde hay personal domestico todas las acusaciones y las sospechas recaen ahí, eso sucedía seguido por lo que sin esperar que se defendiera nos echaban de sus casas y a buscar un nuevo lugar donde vivir.
Eso a mi me provocaba más y a las semanas algún destrozo tenían en su casa, auto o en sus personas, una de esas veces se me fue de las manos y tuve que pagar los gastos médicos de un chico  que termino quebrado por una caída que provoque, no se como pero decidieron que trabajara como jardinero en su casa mientras pagaba la cuenta, a ellos les convenía trabajaba gratis y a mí me salvaron de ir a la cárcel de menores, pero cuanto me gustaría haber ido a esa cárcel porque era trabajo de esclavos ,  igualmente era consecuencia de mis acciones, creo que esto es suficiente para que ustedes sigan imaginando mi historia ( que eso es desde el principio).

Solo diré que muchos de esos hábitos  seguían formando parte de mi vida, pero con el tiempo eso cambio porque comprendí que ya no me dominaban y que podía actuar diferente:

¿Qué, pues, diremos?, ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él? (...) Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús Señor nuestro. No reine, pues el pecado  en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias; ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de Justicia" Romanos 6: 1-2; 11-13

El hecho de poder actuar diferente, la posibilidad de obedecer a Dios, de ser moldeados por su Santo Espíritu nos da la facultad de ser colaboradores en el ministerio de reconciliación,  pero para realmente ser considerados de esa manera debemos obedecer, debemos evitar y tener en cuenta la advertencia de la Biblia:

"No damos a nadie ninguna ocasión de tropiezo, para que nuestro ministerio no sea vituperado; antes bien, nos recomendamos en todo como ministros de Dios, en ... " (2 Corintios 6: 2-10) (lean los que faltan en sus biblias)

Si obedecemos y dejamos que la obra de Dios se manifiesta, vamos a demostrar que Dios firmo nuestra vida, así como se firma una propiedad que queremos comprar, así Dios firmo nuestras vidas para que seamos suyos para ser su propiedad, pero lo mejor de todo es que nos deja ser parte de su obra.

en mi vida he escuchado e imaginado mil historias, algunas parecen perfectas y sin ninguna gran tragedia, otras parecen ser zonas de guerra, llenas de heridas, de perdidas y sufrimientos pero en todas ellas estaba la firma Divina que cambio su pasado, por más hermoso o cruel que haya sido el mismo para GLORIA de Dios.

No se quien eres, no tengo idea quien lee mis palabras, bueno si alguno de ustedes debe ser un familiar o amigo cercano por leer, pero estoy seguro que si dejaste que Dios firmara tu vida para que seas suyo, para que seas redimido todo en tu vida cambio y es todo nuevo, cada parte de ti ha adquirido un nuevo sentido, uno tan grandioso, profundo y perfecto que solo lo comprenderás cuando Él nos venga a buscar.

de esta forma mi vida fue firmada


2017-03-25

BUSCANDO UN (des)ENCUENTRO CON DIOS (parte 2)

CONTINUACIÓN...


Para continuar la historia que estamos compartiendo por este medio es necesario recopilar, al menos en algunas pocas palabras:  Hace poco me había convertido y me había confundido y en vez de seguir a Jesucristo me dedique a seguir a la persona que me presentó el evangelio: Juana. Mientras eso sucedía en mi vida comencé a asistir  a la iglesia y ahí conocí a Ramón que me mostró mi error, y así me di que en realidad Cristo me encontró a mí y es su voluntad que crezca en relación con él.

Es en este momento de mi historia que se detuvo la escritura en la primer parte de este capítulo, me parece necesario aclarar el porque he tenido la necesidad de escribir mi historia de fe, eso se debe a que quiero compartir todas aquellas verdades espirituales que han aportado grandes cambios a mi vida, porque el compartir estas experiencias puede ser una forma de bendecir a otros.

Bueno continuemos, cuando me di cuenta de mi error mi vida volvió a cambiar, porque ya al momento aceptar al señor Jesús como mi salvador había cambiado mi ser,("De modo que si alguno esta en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas" (2 Corintios 5;17)  cambió toda mi percepción, podía ver las cosas de una manera distinta pero a consecuencia de mi error esa sensación de cambio interior parecía desaparecer , era como si solo se tratara de un sentimiento que fluctúa y que desaparece con el correr con el tiempo.

Al darme cuenta que Cristo era a quién debía seguir esa experiencia de cambio se acrecentó en mi vida, podía percibir la diferencia en algunos pequeños detalles, sobre todo lo reconocía en el hecho de que mi interés por los otros crecía, poco a poco la soledad que me rodeaba se iba desmoronando podía ver que los otros también tenían dificultades y ante todo podía ver su necesidad de Cristo. En casa las cosas habían cambiado y no para mejor, mi mamá no entendía que estaba pasando, consideraba que me estaban lavando el cerebro y que cuando estuviera con el lavado completo se aprovecharían de mi.
Era tan contradictorio lo que pasaba en mi casa, que pesaba demasiado sobre mi y me llevaba a cuestionar mi fe y todo lo que estaba pasando, Dios prometía paz para los que le seguían pero yo me encontraba en conflicto constante en mi hogar y no soy una persona que se quede callada fácilmente por lo que si mi mamá cuestionaba mi fe y todo lo que hacia en la iglesia yo saltaba y contestaba gritando y faltandole el respeto porque al saber que estaba totalmente equivocada y que no me dejaría en paz, me cansaba y dejaba que mis emociones tomaran el control.

Toda esta situación me impedía abrazar mi fe de la forma correcta, porque cada vez que se daban estas discusiones en casa no me sentía cerca de Dios,  perdía esa alegría de tener un encuentro con Dios en el día, era como que se encontraba lejos y que cada vez que me intentara acercar me daba cuenta que algo lo impedía. El ir a la iglesia se convirtió en la forma de huir de casa, de mis problemas, de las discusiones y hasta de mi madre; pero ahí dentro las cosas tampoco cambiaban tanto, la única cosa que cambiaba es que me encontraba con muchas personas que creían, y hoy en día creen en Dios

No se si en la realidad sucede, pero en este mundo que se me impone y que sirve como contexto para mi historia se da que en la iglesia siempre se habla de la necesidad de adorar a Cristo, para mí esa palabra, en ese momento, era totalmente nueva y estoy seguro que cada día aprendo más de ella por lo que solo cuando Cristo nos busque comprenderé en toda su magnitud lo que ella significa.
La adoración nos es demandada a todos los creyentes, aquel que inicia hoy la aventura cristiana como aquel que lleva una vida entera siendo creyente, es nuestro deber estar constantemente en adoración, pero para que esta sea constante nuestro encuentro con Dios tiene que ser reafirmado cada día, la experiencia de ser encontrados por el debe ser cada vez más profunda, mas determinante en nuestras vidas.

Nosotros como cristianos tenemos una bendición, tenemos una oportunidad que en la antiguedad solo la tenia un hombre y lo hacia una vez al año, el sumo sacerdote era el unico que podia entrar al lugar santísimo donde se posaba la presencia de Dios para adorarlo, para hablar por el pueblo y otras funciones más, en cambio nosotros:
"Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santisimo, por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura " (Hebreos 10: 19-22)
Estos versículos hablan de una gran verdad espiritual, que primeramente nos debería alegrar y confortar porque  podemos ver los beneficios de la sangre de Cristo para nosotros, también vemos la oportunidad de acercarnos constantemente a Dios para así acrecentar la experiencia del encuentro que nos propicio a cada uno de nosotros. En lo personal lo que mas me quedó retumbando en las paredes de mi mente es que debemos acercarnos con la conciencia limpia , un requisito que no cumplía por como trataba a mi mamá, tenia que encontrar como combatir sus ataques a mi fe sin fallarle a Dios por lo tanto debía, y sigo debiendo, aferrarme a Él para que así  limpiar cada día mi consciencia y acercarme a él.

Miren todos debemos saber que Dios nos busco, nos encontró para salvarnos, y no al revés pero nosotros debemos buscar que ese encuentro sea determinante en nuestras vidas dejando que su poder actúe en nuestras vidas, porque siendo salvos podemos decir en nuestros labios, o desear tener un encuentro con Dios más vivo y solo encontrar un desencuentro porque lo queremos hacer a nuestra manera pesando que tenemos alguna posibilidad de acercarnos a Dios por nuestros medios cuan confundidos estamos.
Pronto les contare experiencias personales que cambiaron aún mas mi vida porque andar con Dios implica un cambio constante que modifica nuestra vida de maneras que jamas llegaríamos a considerar.

clic aquí para la primera parte